Ir al contenido principal

"Colaborando": Gey Lagar


Hoy "Las gafas" está de estreno y de enhorabuena. 

De estreno porque incorporamos una novedad al blog: las colaboraciones de diferentes personas que tengo la suerte de conocer y que mantienen una relación estrecha y una labor destacada dentro de los diferentes ámbitos que rodean la vida de los niños y niñas con autismo. Me parece interesante que este blog sea un espacio colaborativo de concienciación y divulgación y por ello, se publicarán cada cierto tiempo textos de gente que desde su experiencia nos aporten otras ópticas sobre el espectro del autismo más allá de la mía.

Y de enhorabuena porque es una suerte para "Las gafas" poder estrenarse con un texto de Gey Lagar, autora del libro "Patios y Parques dinámicos", motor de un nuevo proyecto llamado Entramados (si quieres más información pincha aquí), madre de un niño con autismo y persona que irradia y contagia su energía y entusiasmo a la hora de hacer las cosas. 

¡Muchísimas gracias Gey! Un placer contar contigo.


Hace tiempo… años… un día me soltaste, si soltaste más que decirme, que tenías una imagen de una silla que venía hacia ti, que se detenía muy cerca de tu cara y que tú no hacías nada. Esa imagen era un recuerdo de tu época de instituto. Te pregunté quién te hizo eso y porqué…me contestaste rápidamente dos nombres y que no sabías el porqué pero…a veces cruzabas por la calle a uno de ellos, ahora un hombre ya, y cuando tú le saludabas el agachaba la cabeza. Te pregunté si te dabas cuenta de lo que te hicieron…contestaste: ahora sí y no quiero que el pase por ello.

¿Cómo evitarlo? Desde luego con visibilidad, con un día a día donde la naturalidad impere, sin estridencias, sobreexposiciones, ocultaciones ni dramatismos… ¿difícil encontrar el justo medio? Tan difícil como cualquier cosa en esta vida porque cada familia es un universo complejo y único y encontrar el equilibrio de adaptar  vida  al Autismo y ajustar el Autismo a la familia puede llevar un tiempo con diferentes ritmos.

La naturalidad es un camino hacia una sociedad receptiva, abierta, respetuosa con la diversidad. Generalmente pensamos en los niños y niñas cuando hablamos de inclusión… ¿y los adultos? Tener un diagnóstico después de los 30, por ejemplo, supone un encuentro con un nombre que se viene a encajar con lo que haces, dices, sientes, piensas…pero sigues siendo tú con tus vivencias personales con o sin explicación diagnóstica…eres tú.


Tenía yo una amiga hace mucho tiempo, teníamos  27 años ambas, que un día me dijo algo así como “no soporto a esa persona” y me explicó una serie de actitudes sociales que esa persona no hacía, tal y como a ella le parecían correctas. Esa amiga dejo de serlo aquella tarde, rompí una amistad de años con una persona que se me desvelaba de golpe como no inclusiva. Lo viví con disgusto pero con firmeza. Ni ella ni yo sabíamos por aquel entonces que lo que ella me había explicado eran características que podrían encajar en una persona con Trastorno del espectro del Autismo. Pero eso no hacía la situación diferente, ella no lo soportaba y yo en cambio no veía nada extraño ni chocante. No hemos vuelto a coincidir, quizás algún día la vida nos haga tropezar de nuevo y entonces le explicaré, no para justificar con un diagnóstico el porqué de aquello que no entendía sino para que reflexione sobre cómo cerró la puerta de su casa a alguien por ser, sentir y pensar de un modo diferente a ella. Esa persona hoy es madre y sus hijos serán compañeros de niños y niñas con TEA, quizás les traten con respecto y con actitud inclusiva y quizás sean sus hijos los que le hagan abrir los ojos hacia el respeto por la diversidad personal.


En mi vida profesional tengo la enorme suerte de vivir situaciones de alta tolerancia ante las  dificultades sociales y sensoriales propias del Trastorno del espectro del autismo. Compartir talleres y actividades con niños y niñas dentro del espectro es un baño de respeto por la diversidad, porque cada uno es como es y es uno más del grupo.


Si estas leyendo estas líneas, tú ya tienes inquietudes por ponerte las gafas azules o quizás las llevas tatuadas ante tus ojos y en tu corazón. Ya somos dos.


Gey Lagar



Comentarios

  1. Muy guapo Gey!! Tantas historias personales que contar. Llama la atención , tú neurotípica cortaste por lo sano con tu amiga del alma. Tu marido, sigue saludando al que le acosaba en el colegio. Dos formas completamente diferentes de entender la vida.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

“Rabietas” y “crisis sensoemocionales”: orígenes distintos para un mismo (y desagradable) resultado.

Vamos a intentar clarificar en esta publicación entre las “rabietas o perretas” y las “crisis sensoemocionales” ya que nos pueden confundir en nuestra convivencia con la persona con autismo. Lo cierto es que para la persona que las observa pueden parecer muy similares. Sin embargo, para los niños y niñas con dificultades de procesamiento sensorial o de autocontrol y autorregulación, son cuestiones muy diferentes. Conocer esas diferencias pueden ayudarnos a dar una respuesta más útil para nuestro alumnado.
Qué es una perreta o rabieta
-Una perreta o rabieta es un estallido emocional que sucede cuando un niño o niña está tratando de obtener algo que quiere o necesita y, por lo tanto, puede ser deliberado. Algunos niños y niñas con dificultades en aspectos del aprendizaje y/o de la atención (caso de la infancia con autismo) son más propensos a tener perretas. Por ejemplo, pueden ser impulsivos y mostrar dificultades para controlar sus emociones o pueden enfadarse o frustrarse con mayor fac…

¿Cómo comunicarte con un niño o niña con autismo? 19 recomendaciones sencillas que nos pueden ayudar.

En publicaciones anteriores del blog hemos hecho referencia a recomendaciones sobre cómo dirigirnos y comunicarnos con un niño o niña con autismo por ejemplo las de Barry Prizant y Adriana Schuler (puedes verlas AQUÍ).
En la publicación de hoy vamos a recoger las que plantea  de forma simple y clara Jose Ramón Alonso en su libro “Autismo y síndrome de Asperger. Guía para familiares, amigos y profesionales”(si quieres saber más pincha AQUÍ) y que nos pueden servir como recordatorio. Vamos con ellas.
1.El lenguaje debe ser conciso, claro y específico. Es mejor utilizar solo la información clave que utilizar fórmulas más corteses: en vez de “por favor, van aquí y siéntate a mi lado” dile “siéntate aquí”.
2. Intenta que tus palabras sean expresadas con una voz tranquila, hablando lento y vocalizando claramente. No le bombardees con preguntas ni con explicaciones largas. Es más complicado de entender para él o ella si la frase también incluye tonos de enfado y puesto que muchos son hipersens…

5 principios para la formación de los y las docentes en relación con la educación de las personas con autismo (I)

En publicaciones pasadas, hablamos del interesantísimo libro de Cristopher Gilberg y Theo Peeters "Autism: medical and educational aspects" (si quieres ver la reseña pincha aquí). En el mismo se recogen 5 principios, que según estos autores, los y las profesionales requerimos para la educación de las personas con autismo. Vamos a reflexionar un poco sobre ellos en dos publicaciones debido a su extensión. A continuación podéis leer la primera.

Vamos a partir de una realidad: el profesorado, suele asistir a cursos de formación donde aprende a enfocar la educación del alumnado sin autismo y con Necesidades Educativas Especiales, por ejemplo aquel que presenta una discapacidad cognitiva sin autismo. Este alumnado, presenta un desarrollo retrasado, pero en esencia no es demasiado diferente al del resto. Para educar y ayudar a ese alumnado, el profesorado utiliza ayudas y metodologías especiales: como el problema esencial es un desarrollo más lento, los profesores y profesoras simp…