sábado, 21 de abril de 2018

Introducción al autismo


INTRODUCCIÓN AL AUTISMO
Francesca Happé
Alianza Editorial
Año: 2007

Estamos ante otro libro de obligada lectura a cargo de Francesca Happé, directora y profesora en el Cognitive Neuroscience del Instituto de Psiquiatría del King’s College de Londres, discípula de Uta Frith e investigadora  a cerca de los procesos socio-cognitivos en el espectro del autismo.

Esta obra comienza con un capítulo en forma de introducción en el que plantea los niveles y las escalas temporales de explicación del autismo, así como los hechos y ficciones en relación con el mismo.

El segundo capítulo se dedica a la historia del autismo y parte de la concepción de Leo Kanner del mismo, la de Hans Asperger para luego realizar unas conclusiones y recoger la bibliografía relacionada.

El tercero de los capítulos, bajo el título de “Autismo: el nivel de comportamiento”, recoge aquellas características necesarias y suficientes para tener autismo, es decir nucleares (según la concepción en el momento de la publicación del libro) y plantea la idea de espectro del autismo tal y como la enunciaban Wing y Gould, para plantearse a continuación si el autismo es un auténtico síndrome, recogiendo la triada de alteraciones (en la socialización, comunicación e imaginación) planteada por las anteriores autoras. Después se centra en el diagnóstico (en la versión del DSM III-R vigente en la publicación original), estableciendo algunos indicadores tempranos del autismo. Posteriormente se aborda  la epidemiología (necesitaría una actualización), para pasar a las conclusiones y a la bibliografía del capítulo.

El cuarto capítulo, con el título de “Autismo: nivel biológico”, aborda una serie de aspectos como el mito psicógeno del autismo, los datos a favor de la causa orgánica, la heredabilidad del autismo, un apartado dedicado a los circuitos cerebrales implicados en el autismo bajo el subtítulo de “un mismo circuito de llegada”, las conclusiones y la bibliografía.

El quinto capítulo se titula “El nivel cognitivo del autismo: la comprensión de las mentes” y en el mismo plantea apartados dedicados a las buenas y malas teorías, otro apartado dedicado a la Triada de Wing, una explicación de la teoría de la mente como ejemplo de la utilidad de las teorías, para finalizar con las conclusiones y la bibliografía.

El capítulo número seis, titulado “El nivel cognitivo del autismo: alternativas a la teoría de la mente”, recoge subapartados, la mayoría en forma de preguntas, como son  los dedicados a lo criterios para las teorías sobre el autismo (parsimonia y primacia), ¿el fracaso en las tareas de creencia falsa refleja una incapacidad mentalista?, ¿el déficit mentalista es el trastorno nuclear primario? y ¿el déficit mentalista es universal en el autismo. El capítulo finaliza con las conclusiones y la bibliografía.

El séptimo capítulo, “La minoría con talento” plantea inicialmente una explicación del éxito en las pruebas de la teoría de la mente en una parte de la población con autismo para después dedicar un apartado a realizar una evaluación de una “auténtica” teoría de la mente basada en datos y finalizar esta parte del libro con las conclusiones y la bibliografía.

El capítulo número ocho se dedica al síndrome de Asperger, con subapartados centrados en el diagnóstico, la diferencia entre el Síndrome de Asperger y el autismo bajo los epígrafes “¿hasta qué punto lo distinto es suficientemente distinto?” y ¿el síndrome de Asperger es simplemente un autismo de buen nivel de funcionamiento? -este análisis, como es lógico, está mediatizado por el momento de publicación del libro, aunque ya recoge la tendencia actual a plantear el Síndrome de Asperger como una condición dentro del espectro del autismo, señalando que no existe diferencia con el autismo de alto funcionamiento-, plantea otro subapartado dedicado al Síndrome de Asperger y a la teoría de la mente y finaliza con las conclusiones del capítulo y la bibliografía.

En el noveno capítulo “¿Qué es y qué no es el autismo?”, la autora plantea varias cuestiones polémicas como el concepto de “autismo leve” y el comportamiento de rasgos autistas, el diagnóstico diferencial, una pregunta como si ¿puede curarse el autismo? (obviamente la respuesta es NO, pero le acompaña un “desgraciadamente” que quizás el paso del tiempo le haya ayudado a matizar), para llegar a las conclusiones y a la bibliografía.

El último capítulo titulado “Los enigmas pendientes: una mirada hacia el futuro” se dedica a ampliar el foco sobre las teorías cognitivas sobre el autismo con apartados denominados “Inventario”, “más allá de la teoría de la mente”, “la teoría de la coherencia central”, “la coherencia central y la capacidad mentalista”, “la coherencia  central y la función ejecutiva” y los dos últimos dedicados a realizar una mirada hacia el futuro y las conclusiones.

En resumen, un libro muy interesante y en mi opinión de lectura obligada para tener una visión general del autismo y  desde un punto de vista cognitivo en particular, si bien algunas de las cuestiones que aborda resisten mal el paso del tiempo y quizás sería el momento de una revisión del mismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario